Por Lisselotte Morillo

Las tasas hipotecarias subieron ligeramente, pero se mantuvieron cerca de mínimos históricos, a pesar de los informes económicos de la semana pasada.

La hipoteca de tasa fija a 30 años se promedió en 2,88% durante la semana que finalizó el 2 de septiembre, un punto más que la semana anterior, cifras de Freddie Mac. Las tasas hipotecarias están ahora por encima de su nivel del año pasado.

La hipoteca a tasa fija a 15 años aumentó un punto básico durante la semana pasada a un promedio de 2.19%. La hipoteca híbrida de tasa ajustable a 5 años indexada por el Tesoro cayó en la misma cantidad a un promedio de 2,42%.

Los compradores de vivienda, han recibido con buenos ojos el patrón de las tasas hipotecarias que se han mantenido durante las últimas semanas, sobre todo, dada la probabilidad de tasas más altas en el futuro.

Con la inflación como una preocupación latente, cuando las tasas hipotecarias comiencen a moverse, lo más probable es que suban. Tanto para los compradores de vivienda como para los refinanciadores, las tasas hipotecarias siguen siendo favorables, pero es posible que no lo sean por mucho tiempo.

Si bien las tasas hipotecarias se han mantenido estables en las últimas semanas, esto no ha dado lugar a un mayor flujo de solicitudes de posibles compradores de viviendas. Los datos de solicitudes de hipotecas más recientes de la Asociación de Banqueros Hipotecarios mostraron que el volumen de solicitudes de préstamos utilizados para comprar viviendas se redujo significativamente en las últimas semanas.

Los compradores siguen limitados por la falta de viviendas a la venta en el lado del mercado de viviendas existentes, como lo demuestran informes recientes sobre el estado del mercado de la vivienda. (Visita nuestras actualizaciones previas del mercado aquí)

La vivienda, aunque es probable que se mantenga razonablemente sólida, puede no estar tan activa como antes, ni continuará cayendo por mucho tiempo como lo ha hecho recientemente.

La administración de Biden se está preparando para revelar una serie de pasos destinados a abordar la escasez de viviendas de modelo inicial (entry level) y propiedades de alquiler en Estados Unidos, según especialistas en la materia, medidas diseñadas para impulsar su financiamiento y construcción en los próximos años.

Los cambios se basarán en la autoridad administrativa de regulación gubernamental, como la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda, ya que el Congreso sopesa cambios de política más amplios relacionados con el debate sobre la renovación de la infraestructura de EE.UU.

Entre los cambios se plantea que La FHA (Federal Housing Administration) supervisa a Fannie Mae y Freddie Mac, los dos gigantes hipotecarios que respaldan aproximadamente la mitad del mercado hipotecario de $11 billones. Esta reforma permitiría a Fannie y Freddie invertir más recursos en viviendas de alquiler al aumentar un límite regulatorio existente en sus inversiones en proyectos de apartamentos respaldados por el Crédito Tributario para Viviendas de Bajos Ingresos. Un segundo ampliaría un programa de subvenciones competitivo existente para las instituciones financieras de desarrollo comunitario, para fomentar la producción de viviendas asequibles. 

Los cambios adicionales darían a los compradores de vivienda por primera vez y a las organizaciones sin fines de lucro la oportunidad de comprar propiedades en dificultades (Foreclosure) aseguradas por la Administración Federal de Vivienda.

La oferta limitada ha sido un impulsor reciente del aumento de los precios de la vivienda para inquilinos y compradores de viviendas, junto con una sólida demanda. El precio medio de las casas existentes en julio fue de $359,900, cifras de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios a principios de este mes, un 18% más que el año anterior. 

La construcción de nuevas viviendas en los últimos 20 años cayó 5,5 millones de unidades por debajo de los niveles históricos a largo plazo, según un informe de junio de la NAR (National Association of Realtors).

El auge de la vivienda de este año se ha generalizado de forma inusual, con un aumento vertiginoso de los precios de la vivienda en las grandes ciudades, los suburbios y los pueblos pequeños. 

Las propuestas surgen mientras el Congreso debate una serie de medidas adicionales respaldadas por la administración Biden para impulsar la oferta de viviendas asequibles, incluido un programa de subvenciones de al menos $ 5 mil millones para aliviar las llamadas leyes de zonificación de exclusión, como tamaños mínimos de lotes o prohibiciones en Vivienda multifamiliar. La administración dice que tales reglas han inflado los costos de vivienda y construcción y han dejado a las familias fuera de áreas con trabajos y otras oportunidades económicas.

Algunos economistas y urbanistas han expresado que flexibilizar tales reglas de zonificación ayudaría a expandir la oferta de viviendas disponibles para alquiler o venta, que ha sido la más ajustada en 30 años. Las regulaciones locales sobre protección ambiental y capacidad de carreteras, escuelas y alcantarillado a menudo cuentan con un fuerte apoyo entre los residentes, que generalmente desean mantener altos los valores de las propiedades.

El tema de la vivienda accesible está definitivamente en la mira del Gobierno y el objetivo es alcanzar a más familias en lo sucesivo. 

A medida que entren en vigencia estás políticas habitacionales, estaremos muy pendientes del impacto que esto tendrá en las tasas hipotecarias que hasta la fecha se han mantenido en niveles históricamente bajos. 

Si estás en el mercado para comprar o vender, o si estás inseguro sobre tus opciones en este momento, envíanos un mensaje al final de este post o escríbenos a info@realestatewall.com.

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Enterate de todo lo que necesitas saber sobre casas, propiedades y estilo de vida en Orlando y sus alrededores!

You have Successfully Subscribed!