El aumento de los precios de las viviendas continúa acelerándose, lo que refleja el desequilibrio significativo entre la oferta y la demanda de viviendas en los EE.UU. Si me sigues en las redes sociales te habrás dado cuenta que he estado publicando y contándoles sobre lo activo que está el mercado de casas y esto sin duda ha marcado su consecuencia en los precios. 

A nivel nacional el índice de precios de viviendas en 20 grandes ciudades aumentó a un ritmo anual del 13,3% en marzo y si analizamos una base mensual, los precios de la vivienda subieron un 1,6%.

El índice nacional que mide los precios de las viviendas en todo el país, mostró una ganancia similar del 13,2% durante el año pasado, lo que equivale a la ganancia anual más alta desde diciembre de 2005.

Esto es un alza significativa ya que los sueldos de las personas no aumentan en la misma proporción lo cual está creando una escasez de casas en rangos de precios medios ($150,000 – $250,000).

¿Cuáles son las ciudades donde más han aumentado los precios?

Phoenix nuevamente experimentó el mayor aumento con un incremento en los precios de casas del 20%, seguida de San Diego (hasta un 19,1%) y Seattle (hasta un 18,3%).

La Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda publicó su índice trimestral de precios de la vivienda que mostró que los precios de las viviendas subieron un 12,6% durante el año pasado a partir del primer trimestre.

El crecimiento de los precios de la vivienda durante el año anterior registró más del doble de la tasa de crecimiento observada en el primer trimestre de 2020.

En marzo, las tasas de apreciación (avalúos) continuaron aumentando, superando el 15% durante el año. Haciendo un análisis general podemos decir que el aumento de los precios de las viviendas no es en sí mismo un fenómeno nuevo causado por la pandemia, los precios de las viviendas han venido aumentando cada trimestre desde septiembre de 2011. Sin embargo, el salto de los aumentos de precio en 2020 y 2021 ciertamente está influenciado en parte por la pandemia.

Recordemos que con la necesidad de pasar más tiempo en casa, muchos estadounidenses acudieron al mercado de la vivienda en busca de hogares más grandes, particularmente en los suburbios, en consecuencia con muchas empresas cambiando a modo de trabajo remoto de forma permanente debido a la pandemia, los trabajadores podían vivir más lejos de los principales centros de las ciudades sin tener que hacer largos desplazamientos diarios.

La tendencia relacionada con la pandemia magnificó los cambios demográficos que ya estaban en marcha. Los millennials también están llegando a la época de la vida en la que las personas compran sus primeras casas con mayor frecuencia. Desafortunadamente, la oferta de viviendas está severamente restringida, en gran parte debido a los años de sub-construcción que siguieron a la Gran Recesión. Los expertos han advertido que los constructores de viviendas tardarán años en construir suficientes viviendas para satisfacer las necesidades de los estadounidenses, lo que significa que los altos precios de las viviendas pueden llegar para quedarse.

El principal desafío que vemos ahora en el mercado es encontrar una solución sostenible a la crisis de vivienda accesible en un entorno donde las nuevas construcciones están rezagadas y los grandes fondos de inversión están desplazando a muchos compradores primerizos. 

En consecuencia los altos precios de la vivienda pueden estar desanimando a algunos compradores potenciales, ya que hemos visto que las ventas de viviendas existentes han venido cayendo durante tres meses consecutivos anteriores. (Puedes leer el artículo anterior sobre el índice de las ventas aquí) 

Entonces podemos afirmar que el aumento de los precios de la vivienda es una historia que se repite? Debido a que los aumentos se están produciendo en todos los ámbitos debemos esperar hasta finales de 2021 para analizar la continuidad de esta tendencia. 

Por lo pronto les puedo recomendar que si tienen en sus planes futuros cambiar de casa, esperar mucho tiempo puede ser contraproducente. Lo mejor es estar preparados con las finanzas en orden y empezar la búsqueda lo antes posible. Hemos visto que las casas se venden hasta en menos de una semana y se están firmando los contratos en el plazo de un mes. Con un panorama así mi consejo a los compradores es, no hay tiempo que perder y para los vendedores, este es su momento, con un escenario a favor pueden anticipar una amplia variedad de ofertas favorecedoras por la venta de tu casa. 

Si quieres consejos en persona o te gustaria hacer un tour por alguna de las casas a la venta que puedes encontrar en la sección de Orlando aqui en el blog solo tienes que dejar tu comentario al final de este post o enviarme un email directo a info@realestatewall.com

Hasta una nueva edición…

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Enterate de todo lo que necesitas saber sobre casas, propiedades y estilo de vida en Orlando y sus alrededores!

You have Successfully Subscribed!