Cuando comenzó la cuarentena y el cierre de la economía relacionados con COVID en marzo 2020, los agentes de bienes raíces y los clientes anticipabamos que esto influiría rapidamente en el mercado de casas. Las tasas de interés históricamente bajas hicieron que algunos bancos detuvieran los préstamos de hipoteca y los propietarios debatieron si poner o no sus casas en el mercado. Sin embargo, esos primeros días de incertidumbre marcaron el comienzo de un período de demanda sin precedentes en el mercado inmobiliario estadounidense, que terminó el año con un aumento de los precios promedio de las casas (un 13,4% más que el año anterior) y una reducción de los días en el mercado (13 dias menos que en 2019).

Ahora, a medida que se acerca las ventas de casas de la época de primavera, es posible que la interrogante sea si los buenos tiempos pueden continuar. Si eres propietario de una vivienda, ¿deberías aprovechar esta oportunidad? Si eres un comprador, ¿deberías lanzarte y arriesgarte a pagar demasiado?

¿En qué se diferencia el mercado actual del que provocó el colapso de 2008?

Al comienzo de la pandemia, los temores de una recesión económica y el consiguiente colapso de las hipotecas eran lo más importante para los propietarios de viviendas en todo el país. Para muchos compradores y vendedores, los dos parecían ir de la mano, tal como lo hicieron en la crisis económica de 2008.

Sin embargo, en realidad, las condiciones que llevaron a la recesión de 2008 fueron muy diferentes de las que desencadenaron la recesión actual y esta vez, el mercado de la vivienda es la fuente de muchas de las buenas noticias, en un esenario en el que los propietarios de casas se queden con sus viviendas y los inversores adquieran bienes raíces para superar la incertidumbre en el mercado de valores y acciones.

Esta vez, debido a las lecciones aprendidas en 2008, los bancos están mejor respaldados, los propietarios tienen más capital acumulado y lo que es más importante, gran parte de la actividad económica se centra en factores financieros fuera del mercado de la vivienda. Dado que muchas industrias giraron rápidamente hacia el trabajo desde casa, los primeros temores de ejecuciones hipotecarias generalizadas relacionadas con la pérdida de empleos no se han materializado. Los pagos de estímulo federal y el Programa de Protección de Cheques de Pago también ayudaron a contrarrestar algunos de los peores efectos tempranos del cierre.

¿Estamos ante una burbuja inmobiliaria?

Una burbuja inmobiliaria puede ocurrir cuando hay un aumento rápido e injustificado de los precios de la vivienda, a menudo provocado por la especulación de los inversores. Debido a que la burbuja está (en cierto sentido) llena de “aire caliente”, estalla y se produce una rápida caída de valor. Esto conduce a una reducción de la equidad o en algunos casos, a condiciones de equidad negativas lo que lleva a muchos dueños de casas a abandonar sus pagos.

Por el contrario, el aumento actual de los precios de las viviendas se basa en los resultados predecibles de las tasas de interés históricamente bajas y el bajo nivel de inventario generalizado. Básicamente, el principio de oferta y demanda funciona exactamente como se supone que debe hacerlo. Además, los economistas de las principales firmas de país predicen un mercado de vendedores fuerte a lo largo de 2021 junto con aumentos en las nuevas construcciones. Esto debería permitir que la oferta aumente gradualmente y satisfaga la demanda, disminuyendo la tasa de inflación de los valores de las viviendas y ofreciendo una corrección suave donde sea necesario.

Efectos de las bajas tasas de interés

Según Freddie Mac, una financiadora de prestamos hipotecarios, se prevé que las tarifas continúen en sus niveles bajos actuales a lo largo de 2021. Esto puede contribuir a que sea mas accesible adquirir la vivienda incluso en mercados donde, de otro modo, las viviendas podrían considerarse sobrevaloradas. Estas bajas tasas de interés deberían mantener el mercado activo y avanzando en el futuro previsible y de hecho, lo ha estado haciendo.

Efectos del bajo inventario

El continuo bajo inventario de casas a la venta, es otra razón por la que los precios de las viviendas están más altos que el promedio en muchos mercados. Esto debería disminuir gradualmente a medida que un despliegue agresivo de vacunas y la continua demanda de los compradores impulsen a más propietarios a seguir adelante con planes de ventas que se retrasaron mucho tiempo y a medida que aumente la construcción de nuevas viviendas. para satisfacer la demanda.

¿Están algunos mercados y sectores particularmente débiles?

Una de las grandes historias de 2020 fue un éxodo masivo hacia comunidades en las afueras de las grandes ciudades y áreas urbanas de alto precio, ya que tanto los jóvenes profesionales como las familias huyeron a los pies cuadrados más grandes y los espacios abiertos de los mercados suburbanos y rurales. Esta tendencia se vio reforzada por las políticas de trabajo desde casa que se volvieron permanentes en algunas de las empresas más grandes del país.

En algun momento se penso en la disminucion marcada de compra de propiedades en las ciudades y que se viera afectado el mercado de condominios. Sin embargo, parece que los rumores sobre la desaparición de estos dos sectores residenciales han sido muy exagerados.

Con los primeros lanzamientos de vacunas, las personas que viven en propiedades de renta han comenzado a regresar a los principales centros urbanos, atraídos por el repentino aumento en el inventario disponible y las tarifas de alquiler con nuevos descuentos. Además, los compradores que antes se enfocaban en una casa unifamiliar respondieron al escaso inventario echando un segundo vistazo a los condominios.

Además de estas mejoras, la migración de 2020 ha extendido la riqueza económica a enclaves rurales y suburbanos distantes que normalmente no se benefician de los aumentos en el valor de las viviendas o la afluencia de nuevas inversiones.

¿Cómo ha afectado COVID al mercado inmobiliario “estacional”?

Con frecuencia, el mercado inmobiliario se ve como un fenómeno regido por las estaciones. Sin embargo con la orden de distanciamiento y cierre de negocios en marzo de 2020, que se produjeron justo al comienzo del ciclo de crecimiento del mercado han llevado a un “mercado activo” que se ha prolongado a lo largo del año.

El recimiento en los precios puede darse progresivamente a partir de las cifras históricas de 2020, la perspectiva general es positiva a medida que nos embarcamos en el ciclo de ventas de primavera de 2021. Puede venir un aumento adicional en la segunda mitad de 2021 a medida que los compradores regresen a sus negocios como de costumbre y busquen poner algunos de sus ahorros pandémicos a trabajar para un pago inicial. Por lo tanto, podríamos estar ante otro mercado inmobiliario más candente y largo de lo habitual.

¿Cómo afectará la administración de Biden al mercado inmobiliario?

La política proyectada en torno a la vivienda promete ser un impulso para el mercado inmobiliario en muchos casos. Si bien algunos inversores inmobiliarios se lamentan de los cambios propuestos a los intercambios 1031, el plan de Biden para un crédito fiscal para compradores de vivienda por primera vez de $15,000 tiene como objetivo aumentar la accesibilidad y generar interés de nuevos compradores de vivienda en el mercado. Además, la política propuesta por Biden señala el bajo inventario como un impulsor principal de los valores insostenibles de las viviendas y está orientada hacia una mayor facilidad a través de inversiones en construcción y remodelación.

En general, según la mayoría de los indicadores, las noticias inmobiliarias parecen abrumadoramente positivas durante el resto de 2021 y posiblemente más allá. La demanda reprimida y las políticas impulsadas por el consumidor, junto con un entorno continuo de tasas de interés bajas y un inventario en aumento, deberían ayudar a los propietarios de viviendas a mantener su mayor capital sin desequilibrar el mercado. Además, el aumento de las políticas de trabajo desde casa a largo plazo promete impulsar una amplia variedad de mercados, tanto ahora como en los próximos años.

En conclusión, los precios pueden estar en niveles desalentadores, pero la buena noticia es que hay solución y las personas encargadas de hacer las correciones en la economía tratarán de evitar una caída del mercado a través de los incentivos. Por supuesto, la economía a veces puede resultar indomable, pero siempre y cuando las medidas se tomen a tiempo, las consecuencias se pueden mitigar.

Veremos como se desarrolla el mercado este año, hay incentivos y hay perspectivas de mejoras y estas son circunstancias que te pueden ayudar a decidir. Si no estas seguro en este momento, podemos empezar a organizar tus finanzas, hacer un monitoreo trimestral del mercado para que estés listo al final de año para ser propietario de tu vivienda soñada.

Si tienes preguntas dejame un mensaje al final o escribeme directamente a info@realestatewall.com

Mientras tanto hecha un vistazo a las casas actualmente a la venta en Orlando

[showcaseidx_hotsheet name=”Orlando”]

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Enterate de todo lo que necesitas saber sobre casas, propiedades y estilo de vida en Orlando y sus alrededores!

You have Successfully Subscribed!