La economía de los gig (trabajadores independientes) se ha disparado en los últimos años y cada vez más personas eligen trabajar por cuenta propia, ya sea iniciando sus negocios propios o agrupando trabajos no remunerados en empresas más grandes.

Según la empresa Freelancers Union, más de 50 millones de estadounidenses trabajaron este año como autónomos, un número que representa aproximadamente el 35% de la fuerza laboral del país.

Si bien el trabajo independiente sin duda tiene sus ventajas, facilitar la optención de una hipoteca, no es una de ellas.

Desde que el COVID-19 comenzó a arrasar el país en el mes de marzo, hemos escuchado casos de trabajadores independientes que tienen aún más dificultades para obtener la aprobación de hipotecas.

Para ilustrar mejor el tema, aquí te cuento un poco sobre qué se requería tipicamente al solicitar una hipoteca como trabajador independiente, en la era anterior al coronavirus.

Conseguir una hipoteca como trabajador independiente (pre-coronavirus)

Antes de sumergirnos en lo que ha cambiado para los trabajadores independientes que solicitan hipotecas en la era COVID-19, volvamos a lo que era antes de la pandemia.

Las dos cosas más importantes que los solicitantes de hipotecas que trabajan independiente (incluyendo autónomos, contratistas independientes, propietarios de negocios y propietarios únicos) históricamente necesitaban para las solicitudes eran: dos años de declaraciones de impuestos y prueba de que su negocio estaba operativo

Dependiendo del tiempo, si pasaron más de seis meses en el año siguiente, es posible que también se necesitara una declaración de pérdidas y ganancias sin auditar para el negocio, que se reduce a un estado financiero que registra todas las pérdidas y ganancias de una empresa durante un período de tiempo.

Además de las declaraciones de impuestos y la prueba de que su negocio estaba en funcionamiento, los prestamistas también tenían requisitos básicos para cualquier solicitante (autónomo o de otro tipo), que incluían cosas como un puntaje crediticio mínimo y una relación máxima entre deuda e ingresos.

La principal diferencia es que, como autónomo, solo tenías que documentar detalladamente los ingresos.

¿Qué ha cambiado?

Lo principal que ha cambiado para los trabajadores independientes que solicitan una hipoteca es que ha aumentado considerablemente la necesidad de documentación.

Debido a la agitación económica causada por la pandemia, los prestamistas están siendo sumamente cuidadosos cuando se trata de determinar quiénes realmente califican para estas hipotecas y si pueden pagarlas de manera puntual.

Con los eventos acontecidos hay más documentación requerida después de COVID para prestatarios autónomos. Ahora, necesitamos un estado de pérdidas y ganancias del año hasta la fecha, así como estados de cuenta bancarios comerciales que respalde el estado de pérdidas y ganancias.

En otras palabras, los prestamistas necesitan muchas más pruebas de que estás en una buena posición para asumir esa hipoteca y proporcionar esa prueba podría ser en ocasiones algo complicado.

¿Cómo aumentar tus posibilidades de ser aprobado?

Más allá de hacer todas las diligencias habituales para aumentar tus posibilidades de ser aprobado (como aumentar tu puntaje crediticio y mejorar tu relación deuda-ingresos), si eres un trabajador independiente también debes estar preparado para superar algunos obstáculos administrativos adicionales y demostrar que tus ingresos realmente son lo que expresas.

Esto incluirá cosas como preparar estados de ganancias y pérdidas (también llamados P & L) y posiblemente incluso extraer algunos extractos bancarios para respaldarlos. Aunque algunos prestamistas pueden permitirte arreglárselas con solo una declaración de ganancias y pérdidas auditada, puede que otros soliciten mas recaudos.

La mayoría de los estados financieros auditados requieren tiempo y costo, por lo que a unas personas se les dificulta más que a otras.

En el mercado dominado por los vendedores como el de hoy en día, lo recomendable es actuar rápido y tomar semanas o meses para obtener la aprobación puede no ser favorable.

Es por eso que muchos trabajadores independientes (cuando su prestamista les da la opción) eligen preparar estados financieros no auditados, así como estados de cuenta bancarios para demostrar sus ingresos.

Dado que esto puede llevar un tiempo de búsqueda en las diversas cuentas, es una buena idea tener las cosas listas antes de que las necesites.

Si trabajas por cuenta propia ten documentación completa y precisa que se remonte lo más lejos posible, 24 meses es lo recomendable.

Esto demostrará que siempre estarás en la posibilidad de pagar las cuotas del préstamo. Cuánto mayor sea tu puntaje de crédito FICO y más sólida sea tu documentación de ingresos, mayor será la probabilidad de aprobación del préstamo y que todas las cosas que declaras concuerden entre sí.

En resumen

¿Es más difícil para los trabajadores independientes obtener la aprobación de hipotecas en la era COVID-19? Si y no. Si a tu empresa le ha ido bien constantemente y tienes la documentación para demostrarlo, es posible que estés bien.

Pero, si recientemente sufrió una desaceleración o tienes problemas para producir la prueba adicional de ingresos, entonces obtener la hipoteca para la casa de tus sueños podría ser un poco más complicado.

Si deseas asesoría sobre personas que te pueden ayudar para la solicitud de un préstamo contáctame al 407-340-6458 o a info@realestatewall.com.

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Enterate de todo lo que necesitas saber sobre casas, propiedades y estilo de vida en Orlando y sus alrededores!

You have Successfully Subscribed!