El mercado hipotecario registró su mejor trimestre en años esta primavera, un reflejo de cómo el mercado de la vivienda se mantiene en auge en 2020 incluso cuando gran parte de la economía se tambalea.

Los bancos y financiadoras han emitido 1.1 billones de dólares en préstamos hipotecarios entre abril y junio, de acuerdo con la firma de datos hipotecarios Black Knight Inc. Ese fue el trimestre más grande en los registros de la compañía, que datan desde el año 2000. Los prestamistas otorgaron aproximadamente 2.5 billones de dólares en préstamos hipotecarios en todo 2019.

Las solicitudes para refinanciar préstamos hipotecarios, que se incrementaron en más del 200% con respecto al año anterior, impulsaron el aumento. Las tasas de intereses hipotecarias alcanzaron nuevos mínimos, varias veces este año, cayendo por debajo del 3% por primera vez en julio. Las bajas tasas han hecho que millones de estadounidenses más sean elegibles para acceder a una mejor tarifa en sus pagos mensuales. Las hipotecas de compra, sin embargo, cayeron un 8% respecto al año anterior.

De acuerdo con el analisis de una caso en concreto realizado por una página web de real estate, una pareja cerró su refinanciamiento en abril, cambiando su préstamo de la Administración Federal de Vivienda por uno convencional. Eso les dió una tasa de alrededor 3%, baja en más de 1 punto porcentual que la anterior y no tuvieron que pagar el seguro hipotecario de la FHA. Eso redujo drásticamente el pago mensual de su casa de al alrededor de $2,000 a aproximadamente $1,500.

Esta familia, manteniendo sus trabajos durante la pandemia de coronavirus, pueden usar parte de la diferencia para cubrir otros costos y actividades de su hogar.

La respuesta del mercado hipotecario a la pandemia es el último de una serie de indicadores aparentemente opuestos de la salud financiera de los estadounidenses.

A muchos inquilinos les preocupa ser desalojados después de perder sus trabajos o recibir recortes salariales. Muchos propietarios sin trabajo se mantienen a flote por ahora, pero solo porque los prestamistas les permiten omitir temporalmente los pagos de la hipoteca.

Mientras tanto, a muchos estadounidenses con mayor poder adquisitivo, con trabajos estables, atascados en casa con menos lugares para gastar dinero, les está yendo bien. La pandemia y las bajas tasas récord han empujado a muchos de ellos a comprar segundas viviendas en áreas más rurales o buscar casas con más espacio.

Las ventas de viviendas aumentaron casi un 25% en julio, la mayor ganancia mensual registrada. Los precios de las viviendas han seguido subiendo incluso durante la pandemia, lo que ha alejado aún más la propiedad de viviendas para muchos estadounidenses.

“Este auge en la originación de hipotecas no necesariamente será tan asombroso para la economía en general”, según expresó Ralph McLaughlin, economista jefe de Haus, una startup de financiamiento de viviendas. “Hay menos efecto multiplicador en la economía cuando alguien refinancia en lugar de comprar una casa”.

Es más, el catalizador de las tasas bajas, una economía débil, es la misma fuerza que ha causado que millones de estadounidenses pierdan sus trabajos. La Reserva Federal, preocupada por las consecuencias de la economía, redujo las tasas de interés (comercial) a casi cero a principios de este año y comunicó que compraría una cantidad esencialmente ilimitada de valores respaldados por hipotecas.

Los inversores en incertidumbre también están impulsando las bajas tasas hipotecarias. Las tasas hipotecarias tienden a moverse en la misma dirección que el rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años. Los rendimientos caen cuando los inversores ansiosos claman por activos seguros como los bonos del Tesoro.

El mercado hipotecario se había disparado antes de la pandemia. Las solicitudes del año pasado alcanzaron su nivel más alto desde 2006, según el grupo de investigación de la industria Inside Mortgage Finance.

Luego, a principios de esta primavera, las ventas de viviendas cayeron drásticamente cuando la pandemia golpeó directamente a los hogares.

Poco después, muchos prestamistas hipotecarios se vieron abrumados por una avalancha de solicitudes de refinanciamiento y compra de aquellos que tenían los medios para aprovechar las tasas bajas. Desde entonces, muchos bancos han aumentado su capacidad, esperando que el auge de los préstamos se prolongue hasta al menos el final del año.

El mercado de la vivienda se ha mantenido como uno de los sectores más resistentes de la economía a través de la pandemia, posicionándose para jugar un papel importante en una eventual recuperación.

Estaremos muy pendiente de los acontecimientos tanto económicos como del mercado de bienes raices, para publicarles la información mas acualizada que a la hora de comprar o vender te haga tener un negocio exitoso.

Si quieres ver casas a la venta o asesorarte sobre la tasa de interés que calificas, contáctame en la forma al final de este artículo o escribiendo directamente a info@realestatewall.com

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Subscribete y no te pierdas ni un solo articulo!

Enterate de todo lo que necesitas saber sobre casas, propiedades y estilo de vida en Orlando y sus alrededores!

You have Successfully Subscribed!